Ir al contenido principal

Fortalezas Mentales - Andrés Corson

Fortalezas Mentales - Andrés Corson


Algo que tiene un gran efecto sobre lo que hacemos son las fortalezas mentales, estas son:

Pensamientos conscientes o inconscientes: lo que hemos enterrado en el subconsciente fruto de las malas experiencias que hemos vivido: faltantes, traumas, abusos físicos, verbales o sexuales, abandono, divorcio, infidelidad, traición. Esas experiencias traen como resultado resentimiento, temor, inseguridades, complejos, malicia, desconfianza, guiones en la mente, votos internos.
Una fortaleza mental también es formada cuando le creemos mentiras al diablo acerca de Dios, de nosotros mismos o de otros.

El campo de batalla del enemigo es nuestra mente. Si él logra tomar control de nuestra mente va a poder controlar todo nuestro ser. Esto es algo que muchos cristianos ignoran y sin darse cuenta permiten que el enemigo ponga pensamientos en su mente y los haga creer que son sus pensamientos o incluso los de Dios. Pero, ¿qué vamos a hacer con esos pensamientos?

Lo primero es identificarlas y conocer en dónde o cómo se originaron:
Nuestra mente fue afectada por el medio en el cual fuimos criados. Las conductas aprendidas en casa crearon fortalezas mentales.
Muchas fortalezas mentales fueron formadas porque tendemos a generalizar. Otras fortalezas fueron formadas por malas experiencias.
Las amarguras y los resentimientos son fortalezas mentales.
Las fortalezas son argumentos en contra de Dios, en contra de otros o en contra de nosotros mismos.
Nuestros temores son fortalezas en la mente.
Muchas de nuestras perspectivas son fortalezas mentales.
La depresión es una fortaleza mental.
El hambre también es una fortaleza mental.
Otras fortalezas o mentiras que creemos:
Mi vida es una desgracia, ¿para qué vivir?
El matrimonio es una desgracia.

Las fortalezas mentales se derriban reconociéndolas, renovando la mente con la Palabra de Dios y llevando esos pensamientos cautivos para que se sometan a Dios.
Dejen que Dios los transforme en personas nuevas al cambiarles la manera de pensar. Romanos 12:2
Tenemos que matar esa voz en nuestra mente, tenemos que sacar de nuestra mente esas palabras que nos tienen derribados, tenemos que destruir la influencia del negativismo en nuestra vida, tenemos que dejar de oír la voz del enemigo y tenemos que empezar a oír la voz de Dios.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Christine D'Clario (Ft. Julio Melgar & Bethel Music) - Ya No Soy Esclavo

Ya No Soy Esclavo
«Emanuel» es el nuevo álbum de Christine D’Clario. Grabado en vivo desde el estadio Luna Park en Buenos Aires, Argentina.

Letra:

- Verso 1 -
Me envuelves hoy con una canción
Melodía de Tu amor
Cantas libertad en mi adversidad
Hasta que huya el temor



- Coro -
Ya no soy un esclavo del temor
Yo soy hijo de Dios

- Verso 2 -
Desde el vientre fui
escogido en Ti
Me llamó el amor
De nuevo nací, recibido en Ti
Tu sangre en mi fluyó

- Puente -
Estoy rodeado
Por los brazos del Padre
Estoy rodeado
por canciones de libertad
Fuimos liberados
De ataduras
Somos los hijos y las hijas
Cantaremos libres

- Puente -
Abriste el mar
para que yo camine
Tu amor ahogó
todo el temor
Me rescataste
y hoy yo cantaré
Yo soy hijo de Dios

"Ya No Soy Esclavo"
Letra y Musica: Jonathan David Helser, Brian Johnson, Joel Case
Producido por: Paul Pineda, Jose Olide
Adaptación al Español: Christine D’Clario
© 2018 Bethel Music Publishing / © 2018 GraceHouse Music / Gr…

Profeta Hernan Acosta en Casa de Dios Guatemala, Tiempo de Fluir Profetico

El pastor Cash Luna de Casa de Dios Guatemala, deja el tiempo al Profeta Hernan Acosta, para un tiempo de Fluir Profetico.

El Pastor Cash, da su testimonio de la experiencia de el y su esposa con el Profeta Acosta.

Amó 3:7 Ciertamente el Señor DIOS no hace nada sin revelar su secreto a sus siervos los profetas.

2Cr 20:20 Y cuando se levantaron por la mañana, salieron al desierto de Tecoa. Y mientras ellos salían, Josafat, estando en pie, dijo: Oídme, Judá y moradores de Jerusalén. Creed en Jehová vuestro Dios, y estaréis seguros; creed a sus profetas, y seréis prosperados.


¿Por qué no oigo la voz de Dios? - Andrés Corson

¿Por qué no oigo la voz de Dios?
En Juan 10:27-28 Jesús nos da seguridad de nuestra salvación, él dice: “Mis ovejas oyen mi voz; yo las conozco y ellas me siguen. Yo les doy vida eterna, y nunca perecerán, ni nadie podrá arrebatármelas de la mano”.
Pero para tener esa seguridad hay condiciones que tenemos que cumplir: ser ovejas de Jesús, oír su voz y seguirle.
Santiago 1:5 dice: “Si realmente quieres saber lo que Dios quiere de ti — pregúntale, y él con mucho gusto te lo dirá”.
Oímos la voz de Dios cuando tomamos un tiempo para alejarnos de todo y estar a solas con Él, cuando leemos la Biblia, cuando oramos, adoramos, oímos una predicación, escribimos nuestras oraciones, calmamos nuestros pensamientos y silenciamos las heridas emocionales o cuando permitimos que Dios nos hable por medio de una visión.
¿POR QUÉ ALGUNOS NO OYEN LA VOZ DE DIOS?



En la parábola del sembrador encontramos tres razones por las cuales algunos no oyen la voz de Dios.

1. En primer lugar Jesús menciona a los q…