miércoles, 9 de agosto de 2017

La voz del deseo - Dante Gebel

La voz del deseo


Seis veces en el libro de Génesis, Dios retrocede el lienzo de su creación y admira su propia obra, se deleita en ella. Ese deleite es la primera emoción que Dios expresa.

¿Por qué entonces algunos piensan que todo lo que nos da deleite es pecado? ¿Por qué algunas iglesias condenan y prohíben todo aquello que tenga que ver con deseo, con placer? Cuando el salmista dice: ‘a tu diestra están los placeres para siempre’, no habla de los placeres ilícitos, habla del placer de lo bueno.

Busca algo que te interese, algo que encienda tus pasiones, y Dios va a honrar eso y te va a regalar deleite, te va a regalar gozo del Señor.


Anterior
Siguiente