domingo, 6 de diciembre de 2015

¿Qué haremos con la presencia de Dios? - Dante Gebel

¿Qué haremos con la presencia de Dios? - Dante Gebel
La presencia de Dios no termina cuando termina un servicio dominical. No puedes colgarla en el closet junto con tu vestido del domingo. Su presencia quiere estar contigo todos los días de la semana, cuando hables con tu cónyuge, cuando estés en el trabajo, cuando hagas los quehaceres del hogar. Ignorarla, buscarla para tener prosperidad ó poder, y esconder tras el ministerio una doble vida llena de pecados, sólo harán que pierdas el arca, la unción. Pero si dejas que Su presencia habite en ti, el Señor bendecirá no sólo el fruto de tu vientre, sino el fruto de tus manos, de tus sueños y de tu visión.



Anterior
Siguiente