viernes, 25 de septiembre de 2015

German Ponce - Males Familiares

Cuando fueres a la casa de Dios, guarda tu pie; y acércate más para oír que para ofrecer el sacrificio de los necios; porque no saben que hacen mal. No te des prisa con tu boca, ni tu corazón se apresure a proferir palabra delante de Dios; porque Dios está en el cielo, y tú sobre la tierra; por tanto, sean pocas tus palabras. Eclesiastes 5: 1-2

Anterior
Siguiente

www.Enhacore.com  Devocionales Cristianos  Reflexiones Cristianas  Bebuchis Imagenes  Blogs Cristianos  Christian Videos Videos Cristianos  Amigos Cristianos  Tus Amigos Cristianos   Videos Cristianos - Musica Cristiana  Testimonios y Biografias Cristianas