miércoles, 29 de mayo de 2013

En Espiritu Y En Verdad - Te Doy Gloria

Entonces los soldados del gobernador llevaron a Jesús al pretorio, y reunieron alrededor de él a toda la compañía; y desnudándole, le echaron encima un manto de escarlata, y pusieron sobre su cabeza una corona tejida de espinas, y una caña en su mano derecha; e hincando la rodilla delante de él, le escarnecían, diciendo: ¡Salve, Rey de los judíos!     Mateo 27: 28 y 29


Anterior
Siguiente