viernes, 22 de marzo de 2013

En Espiritu y En Verdad, Canto Espontaneo

Alabad a Dios en su santuario; Alabadle en la magnificencia de su firmamento. Alabadle por sus proezas; Alabadle conforme a la muchedumbre de su grandeza. Alabadle a son de bocina; Alabadle con salterio y arpa. Alabadle con pandero y danza; Alabadle con cuerdas y flautas. Salmo 150: 1-4
Anterior
Siguiente