miércoles, 27 de marzo de 2013

Abba Padre, ekstasis Kaf

Y por cuanto sois hijos, Dios envió a vuestros corazones el Espíritu de su Hijo, el cual clama: ¡Abba, Padre! 7Así que ya no eres esclavo, sino hijo; y si hijo, también heredero de Dios por medio de Cristo. Galatas 4: 6-7
Anterior
Siguiente