viernes, 9 de octubre de 2009

Harold Guerra - Diferente

Mirad cuán gran amor nos ha otorgado el Padre, para que seamos
llamados hijos de Dios; y eso somos. Por esto el mundo no nos conoce,
porque no le conoció a El. Amados, ahora somos hijos de Dios y aún no
se ha manifestado lo que habremos de ser. Pero sabemos que cuando El
se manifieste, seremos semejantes a El porque le veremos como El es.
1Jn 3:1-2

Anterior
Siguiente