miércoles, 8 de abril de 2009

Pablo Olivares - En La Corniza

El que sembrare iniquidad, iniquidad segará,
Y la vara de su insolencia se quebrará. Proverbios 22:8
No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará. Porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción; mas el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna. No nos cansemos, pues, de hacer bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos. Así que, según tengamos oportunidad, hagamos bien a todos, y mayormente a los de la familia de la fe. Galatas 6:7-10.

Anterior
Siguiente